Experiencia de la Brigada Médica Cubana “Henry Reeve” en el enfrentamiento a la COVID-19 en Sudáfrica
RESUMEN
Introducción:

Sudáfrica, nación más afectada por el SARS-CoV-2 en África, solicitó ayuda médica a Cuba. El Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve” envió una brigada para reforzar la colaboración médica.

Objetivo:

Describir la composición del grupo, actividades asistenciales realizadas, experiencia e impacto del trabajo de la Brigada Médica Cubana “Henry Reeve” en Sudáfrica para el enfrentamiento a la COVID-19 y otros problemas de salud.

Método:

Se realizó una investigación descriptiva transversal, entre abril 2020 y mayo 2021. Se confeccionaron instrumentos para la recolección de la información diaria y semanal, así como el modelo 241-492 del Minsap con periodicidad mensual.

Resultados:

La brigada estuvo conformada por 184 colaboradores: 114 médicos (62,0 %) y 70 licenciados y técnicos de salud (38,0 %). Predominó el sexo masculino (61,4 %) y la edad promedio fue de 43 años. Fueron atendidos más de 255 940 pacientes, de ellos, 116 234 relacionados con la COVID-19. Se realizaron 1 294 intervenciones quirúrgicas, 320 partos y 44 692 procederes de enfermería; lo que contribuyó a salvarle la vida a 1 519 pacientes, entre ellos el 66 % fue positivo a COVID-19. Se lamentó el fallecimiento de 643 pacientes, el 97 % por complicaciones de dicha enfermedad. Se destacó el trabajo realizado por epidemiólogos, electromédicos, bioestadísticos y farmacéuticos.

Conclusiones:

Se reconoce la meritoria labor desempeñada por la Brigada Médica Cubana “Henry Reeve” en el enfrentamiento a la COVID-19 y su contribución en instituciones del Sistema Nacional de Salud de Sudáfrica.

ABSTRACT
Introduction:

South Africa, the nation most affected by SARS-CoV-2 in Africa, requested medical assistance from Cuba. The Henry Reeve International Contingent of Specialized Doctors in Disaster Situations and Serious Epidemics sent a brigade to strengthen medical collaboration.

Objective:

Review the composition of the group, the assistance activities carried out, experience and impact of the work supported by the "Henry Reeve" Cuban Medical Brigade in South Africa to confront COVID-19 and other health problems.

Method:

A descriptive cross-sectional study was carried out between April 2020 and May 2021. Some instruments were built to collect daily and weekly information, as well as the Minsap model 241-492 with monthly periodicity.

Results:

The brigade was made up of 184 collaborators: 114 physicians (62.0%) and 70 health technicians and graduates (38.0%). Sex male was predominant (61.4%) and the average age was 43 years. More than 255,940 patients were attended at the field hospital, of which 116,234 were COVID-19 confirmed patients. A total of 1,294 surgical interventions, 320 deliveries and 44,692 nursing procedures were performed, which contributed to saving the lives of 1,519 patients, 66% of whom were COVID-19 positive. The death of 643 patients was regretted, 97% of them due to disease complications. The work carried out by epidemiologists, medical equipment maintenance specialists, biostatisticians and pharmacists was highlighted.

Conclusions:

The meritorious work carried out by the "Henry Reeve" Cuban Medical Brigade in the fight against the COVID-19 pandemic and its support to health institutions of the South African National Health System is acknowledged.

RESUMO
Introdução:

A África do Sul, a nação mais afetada pelo SARS-CoV-2 na África, solicitou ajuda médica de Cuba. O Contingente Internacional de Médicos Especializados em Situações de Desastre e Epidemias Graves “Henry Reeve” enviou uma brigada para reforçar a colaboração médica.

Objetivo:

Descrever a composição do grupo, as atividades assistenciais realizadas, a experiência e o impacto do trabalho da Brigada Médica Cubana "Henry Reeve" na África do Sul para enfrentar o COVID-19 e outros agravos à saúde.

Método:

Pesquisa descritiva transversal realizada entre abril de 2020 e maio de 2021. Foram confeccionados instrumentos de coleta de informações diárias e semanais, bem como o modelo Minsap 241-492 com periodicidade mensal.

Resultados:

A brigada era composta por 184 colaboradores: 114 médicos (62,0%) e 70 graduados e técnicos em saúde (38,0%). Predominou o sexo masculino (61,4%) e a média de idade foi de 43 anos. Mais de 255.940 pacientes foram tratados, deles 116.234 relacionados ao COVID-19. Foram realizadas 1.294 intervenções cirúrgicas, 320 partos e 44.692 procedimentos de enfermagem; o que contribuiu para salvar a vida de 1.519 pacientes, entre eles 66% eram positivos para COVID-19. A morte de 643 pacientes foi lamentada, 97% devido a complicações desta doença. O trabalho realizado por epidemiologistas, eletromédicos, bioestatísticos e farmacêuticos foi destaque.

Conclusões:

É reconhecido o meritório trabalho realizado pela Brigada Médica Cubana “Henry Reeve” no enfrentamento ao COVID-19 e sua contribuição às instituições do Sistema Nacional de Saúde da África do Sul.

Palabras clave:
    • cooperación médica cubana;
    • brigada médica Henry Reeve;
    • COVID-19;
    • Sudáfrica.
Keywords:
    • Cuban medical cooperation;
    • Henry Reeve medical brigade;
    • COVID-19;
    • South Africa.
Palavras-chave:
    • cooperação médica cubana;
    • Esquadrão Médico Henry Reeve;
    • COVID-19;
    • África do Sul.

Introducción

Los gobiernos de las Repúblicas de Sudáfrica y Cuba establecieron relaciones diplomáticas el 11 de mayo de 1994. El 20 de noviembre de 1995, ambos países suscribieron un acuerdo para que médicos cubanos cubrieran plazas en hospitales y centros comunitarios en la atención de la población nativa. De esta manera, entre febrero y agosto de 1996, arribaron a Sudáfrica 206 médicos cubanos, de varias especialidades médicas para laborar en áreas rurales de varias provincias sudafricanas.1,2

Sucesivamente, arribaron otros grupos de colaboradores entre 1997 y 1998, para completar alrededor de 473 profesionales de la salud cubanos.3

Desde el primer momento, existió una integración de los colaboradores con los trabajadores de los centros de salud, con profesionalidad, entrega y una inmensa capacidad de trabajo, al mismo tiempo, vencer las barreras del idioma.

Además de la actividad asistencial, a partir del año 1998, se incorporó un grupo de profesores cubanos para continuar con el plan de formación docente de médicos en Sudáfrica, en la actual Universidad “Walter Sisulu”. Ese mismo año comenzó el otorgamiento de becas anuales para la formación de estudiantes de Medicina sudafricanos en Cuba.

En marzo de 2019 se renovó el acuerdo vigente entre ambas naciones, que ha permanecido de manera ininterrumpida por más de 25 años en el sector de la Salud y las Ciencias Médicas, y donde se prevé continuar la colaboración de médicos cubanos y la formación de estudiantes de Medicina y posgraduados sudafricanos.

Desde inicios de 2020 el mundo ha sido impactado por la pandemia causada por el coronavirus, que para hacerle frente ha conllevado a un necesario incremento de la cooperación internacional. Debido a ello, varios países africanos solicitaron un incremento de la presencia médica cubana para combatir la pandemia.4

Sudáfrica, era sin dudas, la nación más afectada dentro del continente africano. El primer caso de COVID-19 fue reportado el 5 de marzo de 2020 en la provincia de KwaZulu Natal y, rápidamente, se expandió a otras partes del país. Ante este escenario se realizó un llamado a incrementar los servicios médicos cubanos en este país. Un grupo de profesionales de la salud del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve” reforzaría la colaboración médica en esta nación donde ya laboraban otros 221 doctores.

Por tal motivo, se decidió realizar un estudio con el objetivo de describir la composición del contingente médico y las actividades asistenciales realizadas, experiencia e impacto del trabajo de la Brigada Médica Cubana “Henry Reeve” en Sudáfrica, en el enfrentamiento a la COVID-19 y otros problemas de salud.

Método

Se realizó una investigación observacional descriptiva transversal en el Departamento Nacional de Salud en la ciudad de Petroria, Sudáfrica, durante el periodo comprendido desde el 27 de abril de 2020 hasta 27 de mayo de 2021.

Para describir la composición de los miembros de la brigada se confeccionó una base de datos en Microsoft Excel.

Para determinar las actividades asistenciales realizadas por los integrantes de la brigada médica se diseñó un Sistema de Información Estadístico que permitió el análisis y evaluación de los mismos. Al efecto se confeccionaron instrumentos para la recolección de la información diaria y semanal (actividad asistencial de médicos y enfermeros, electromédicos, bioestadísticos, farmacéuticos y epidemiólogos); además, se utilizó el modelo 241-492 del MINSAP sobre las “Actividades de las Brigadas Henry Reeve”, que posee una periodicidad mensual.

Los datos primarios se obtuvieron a través del reporte brindado por cada integrante de la brigada, que garantizaron la veracidad y el envío completo y oportuno de la información a los responsables de estadísticas designados en cada brigada provincial. De esta manera, la información fluyó desde nivel provincial al nacional y, luego de consolidar, validar, procesar toda la información, por el responsable nacional de estadística y el jefe de Misión, se enviaron reportes según la periodicidad establecida (diaria, semanal y mensual) a las autoridades del Gobierno y Ministerio de Salud de Sudáfrica y Cuba.

Entre las principales variables estudiadas se encontraron: colaboradores que atienden pacientes COVID-19 (Zona Roja, Centro de Aislamientos y otros), pacientes atendidos, vidas salvadas, procederes de enfermería, fallecidos, intervenciones quirúrgicas, partos realizados y asistidos y casos vistos por enfermedad, actividades realizadas por electromédicos y epidemiólogos.

A las variables estudiadas se les aplicaron técnicas estadísticas de resumen de datos del nivel descriptivo de investigación (número absoluto y porcentaje). Para el procesamiento estadístico se empleó el paquete estadístico SPSS v.23 y como procesador de textos Microsoft Word. Los resultados se mostraron en tablas y gráficos.

Durante toda la investigación se aseguró el cumplimiento de los principios fundamentales de la ética, de la ética médica y de la ética informática garantizando la confidencialidad, integridad, confiabilidad y seguridad de los datos que fluyeron por el Sistema de información Estadístico de la BHR-SA, durante la recolección, procesamiento, almacenamiento, comunicación, uso, manipulación y divulgación de los resultados.

Resultados

La Brigada Médica Cubana “Henry Reeve” (1 en Sudáfrica (BHR-SA) arribó a este país el 27 de abril de 2020, momento en que se iniciaba la lucha contra la pandemia de COVID-19 en dicho territorio; poseía 4 793 casos pacientes registrados y 90 fallecidos como resultado del virus, distribuidos en todas las provincias.

La BHR-SA estuvo integrada por 217 profesionales de la salud, 187 de los cuales fueron asignados a trabajar vinculados al Departamento Nacional de Salud de Sudáfrica; 3 miembros de la brigada regresaron a Cuba después de varias semanas por problemas personales.

El 62,0 % eran médicos especialistas de Medicina General Integral (107), Medicina Interna (1) y Bioestadística (6); mientras que el 38,0 % eran licenciados y técnicos de la salud, de las especialidades de Electromedicina (31), Higiene y Epidemiología (20), Gestión de Información en Salud (13), Estadísticas Sanitarias (3), Ciencias Farmacéuticas (2) y Enfermería (1).

Del total de colaboradores, el 38,6 % (71) fueron mujeres y el 61,4 % (113) perteneció al sexo masculino. La edad promedio de los colaboradores fue de 43 años, con un predominio del grupo de 30-39 años (36,4 %).

Las provincias de Cuba con mayor representatividad en la brigada fueron: La Habana (27; 14,7 %), Granma (22; 12,0 %), y Santiago de Cuba y Guantánamo con 16 colaboradores (8,7 %), respectivamente.

El 66 % de los integrantes de la BHR-SA había cumplido misión internacionalista en alrededor de 32 países, mientras que el 16 % contaba ya con tres o más misiones médicas internacionalistas.

Los miembros de la BHR-SA recibieron preparación5 previa en la Unidad Central de Colaboración Médica (UCCM) en La Habana, sobre la incipiente enfermedad, así como de bioseguridad y uso de medios de protección; lugar donde permanecieron en cuarentena por 15 días.

A su llegada a Sudáfrica, la BHR-SA cumplió otro período de cuarentena de dos semanas y, luego, fue distribuida en las nueve provincias del país, con mayor representación en aquellas donde se reportaban más casos de COVID-19; entre ellas: la provincia de Eastern Cape donde estuvieron presentes 35 colaboradores (19,0 %); provincia de Gauteng con 30 (16,3 %), con la inclusión de 2 Licenciadas en Ciencias Farmacéutica que laboraron en la Autoridad Reguladora de Productos de Salud de Sudáfrica (SAPHRA); provincia de Western Cape con 28 (15,2 %) y provincia de KwaZulu-Natal con 27 colaboradores (14,7 %) (Figura 1).

En estas provincias fueron acogidos por las autoridades locales donde recibieron un adiestramiento de dos semanas para la contextualización de la epidemia en cada territorio, los principales desafíos y la ubicación definitiva de cada colaborador en cada distrito acorde con las necesidades sanitarias puntuales del territorio.

Distribución de colaboradores de la Brigada Médica Cubana “Henry Reeve” por provincias y distritos de ubicación en Sudáfrica.

Actividades asistenciales realizadas por especialistas de Medicina General Integral

Los profesionales cubanos de la BHR-SA fueron ubicados en instalaciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud de Sudáfrica, algunos en la atención directa a pacientes COVID-19; otros fueron asignados a hospitales y centros de salud vinculados a la atención de pacientes que acudían a solicitar atención médica por diversas enfermedades no relacionadas con la pandemia y que se correspondían con el cuadro sanitario del país.

Desde el comienzo de las actividades asistenciales en junio de 2020 hasta el cierre estadístico de mayo de 2021, la BHR-SA prestó atención médica a 255 940 pacientes. El 8 % fueron menores de 15 años, como se ilustra en el gráfico 1.

Casos vistos según grupos de edades por la Brigada Médica Cubana “Henry Reeve”, junio 2020 - mayo 2021.

De estos casos atendidos, 116 234 correspondieron a la atención directa de pacientes con COVID-19, algunos en Zona Roja (alto riesgo), en centros de aislamiento y otros en actividades relacionadas con la búsqueda activa y seguimiento de casos (toma de muestra, pesquisa de contactos) (Figura 2).

Casos relacionados con COVID-19 atendidos por provincias por la Brigada Médica Cubana “Henry Reeve”, junio 2020 - mayo 2021.

En los meses de julio de 2020 (16 166 casos) y enero de 2021 (17 504) se registraron los mayores valores de casos vistos de COVID-19 por la brigada cubana; muy relacionado con los momentos de mayor reporte de casos (picos epidémicos) de la enfermedad en el país (Gráfico 2).

Registro de casos mensuales por COVID-19. Reportes de la Brigada Médica Cubana “Henry Reeve” y Departamento Nacional de Salud, junio 2020 - mayo 2021.

Se realizaron 1 294 intervenciones quirúrgicas, de ellas: 280 operaciones mayores (22 %) y 1 014 menores (78 %). Además, 320 partos realizados o asistidos, 265 de ellos por cesárea (82 %) y otros 55 partos transpelvianos.

Como parte del accionar de los médicos cubanos, fueron realizados más de 44 692 procederes de enfermería, de ellos, 30 071 fueron realizados a pacientes con COVID-19; las provincias de Eastern Cape, Mpumalanga, Western Cape y KwaZulu-Natal las de mayores registros de este indicador. Se realizaron, además, 339 ultrasonografías y 34 electrocardiogramas.

Los médicos cubanos en las instituciones en que se encontraban laborando contribuyeron a salvarle la vida a 1 519 pacientes, de estos el 66 % (1 007) fueron pacientes con COVID-19 que lograron rebasar la enfermedad.

Se lamentó el fallecimiento de 643 pacientes; el 97 % de los fallecidos por complicaciones asociadas al SARS-CoV-2.

En relación con los principales motivos de atención médica realizadas por los colaboradores de la BHR-SA, más del 90 % de se centró en alrededor de 16 enfermedades (Gráfico 3), donde el mayor porcentaje correspondió a atenciones de pacientes relacionados con la COVID-19 (44,6 %); le continuaron en menor medida otros motivos de consultas que incluyeron enfermedades transmisibles y no transmisibles, donde la hipertensión arterial se encontró entre las enfermedades crónicas de mayor frecuencia (9,8 %).

Principales motivos de consulta por enfermedades, junio 2020 - mayo 2021.

Actividades realizadas por los especialistas de Electromedicina

Entre las principales actividades desarrolladas se encontraron: reparaciones (6 807), recuperaciones (164), mantenimientos (4 889), instalaciones (1 969) y ensamblajes (726) de equipos médicos y no médicos, así como 32 actividades docentes para la superación del personal nacional.

Esta labor de los electromédicos permitió ahorrar al Ministerio de Salud de Sudáfrica una suma importante de dinero (más de 251 millones de Rand, alrededor de 4 millones de dólares); valor que hubiese tenido que incurrir el país en gastos con la contratación de servicios de proveedores externos.

Además de los importantes ahorros económicos, se capacitó a un número importante de jóvenes técnicos sudafricanos que contribuirán decisivamente en la reparación de equipos. Entre los principales equipos reparados y directamente relacionados con la atención del paciente con diagnóstico de COVID-19 se pueden mencionar: monitores de parámetros, bombas de infusión, aspiradoras, electrocardiógrafos, jeringas perfusoras y ventiladores pulmonares. Otros equipos médicos y no médicos, no relacionados directamente con la atención de pacientes con COVID-19, también fueron reparados, entre ellos: glucómetros, hemoglobinómetros, laringoscopios, monitores fetales, cunas térmicas, incubadoras neonatales; estos tres últimos de gran importancia en el Programa Materno-Infantil.

Actividades realizadas por los especialistas de Higiene y Epidemiología

Entre las principales actividades desarrolladas se encuentran: análisis epidemiológico de la situación de salud en las áreas asignadas con enfoque en COVID-19, participaron activamente en reuniones y coordinaciones de actividades, así como supervisiones a las unidades sanitarias para el enfrentamiento a la epidemia junto a la contraparte sudafricana.

Realizaron más de 5 184 actividades de educación y promoción de salud para elevar el nivel de conocimiento de la población y colaboradores en materia de COVID-19 y otros problemas de salud identificados. Fueron colectadas más de 2 118 muestras para la detección de SARS-CoV-2, y otro número importante de muestras para la detección de tuberculosis.

Entre otras labores desempeñadas por estos profesionales se encontraron las pesquisas activas con alrededor de 2 153 en centros de salud y comunidades, el seguimiento a pacientes y contactos para encuesta epidemiológica y control de foco, las acciones de control sanitario como desinfección química de locales, control de desechos peligrosos, control de los medios de protección individuales y colectivo. Aparejado a ello, contribuyeron a controlar el estricto cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias y de bioseguridad en los colaboradores.

Actividades realizadas por los especialistas de Gestión de Información en Salud y Bioestadística

Este grupo laboró insertado en los equipos de trabajo locales de cada provincia con el objetivo de conciliar, junto a los epidemiólogos, la información recibida de cada distrito, subdistrito y localidades para su procesamiento, análisis y divulgación, a través de informes y evaluaciones diarias.

Esto permitió caracterizar y mapificar, de conjunto con la parte sudafricana, la situación de cada territorio en relación con la actual epidemia y, con ello, emitir recomendaciones para la toma de decisión oportuna para la reducción de la morbimortalidad por COVID-19 y otras enfermedades típicas de cada lugar, como es el caso de la tuberculosis y otras patologías.

El análisis de los datos y la gestión de la información desarrollados por este grupo contribuyó significativamente a la evaluación del impacto de las estrategias de intervención. Su presencia redujo la presión de trabajo de los miembros del personal nativo, contribuyendo a la mejoría en el procesamiento y recopilación de datos y generación de los informes que tributaron al informe diario de la situación por la COVID-19. Se contribuyó, además, en la formación de personal nacional en temas afines a la especialidad.

Actividades realizadas por los especialistas en Ciencias Farmacéuticas

Las dos especialistas farmacéuticas de la BHR-SA, destacadas por su vasta experiencia, compartieron lecciones aprendidas con la SAPHRA que contribuyeron al seguimiento y control de los puestos fronterizos para las importaciones y exportaciones de productos sanitarios para mitigar los retrasos en la tramitación de las licencias para personas naturales y jurídicas en Sudáfrica. Además, contribuyeron en la mejoría del plan de inspección para fabricantes, productores y distribuidores de productos farmacéuticos, la vigilancia poscomercialización, el control de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, revisión de informaciones emitidas por el Departamento de Evaluación Farmacéutica, Ensayos Clínicos y Certificación de Buenas Prácticas, entre otras actividades.

Discusión

El Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve”, desde su fundación en 2005 hasta el inicio de la pandemia de COVID-19, había estado presente con 25 brigadas en 21 países, con un total de 9 428 profesionales y atendido a más de 3,6 millones de enfermos6; ya habían enfrentado los efectos de 16 inundaciones, ocho huracanes, ocho terremotos, así como cuatro epidemias.7) A inicios del año 2020, la colaboración médica cubana estaba presente en 58 naciones.

Para combatir la pandemia de COVID-19, entre febrero de 2020 a junio de 2021, 57 brigadas conformadas por 4 982 miembros han cumplido misiones solidarias en 40 naciones y han brindado servicios asistenciales a más de 3,1 millones de pacientes.8

Durante el recibimiento de la BHR-SA en Sudáfrica, el presidente del país, Cyril Ramaphosa, afirmó que el despliegue de médicos, ingenieros y expertos técnicos cubanos en todas las provincias de ese país era una demostración de la asociación estratégica y la solidaridad entre Sudáfrica y Cuba, y un buen ejemplo de cooperación Sur-Sur.9

Meses más tarde, el Ministro de Salud de Sudáfrica reconoció que los profesionales cubanos estuvieron desde el inicio de la pandemia, cuando se realizaban los preparativos de las infraestructuras sanitarias y la capacitación del personal médico sudafricano, en mayo de 2020. También se distingue que los cubanos participaron en la implementación de pruebas masivas en comunidades para detener el virus antes de que abrumara al sistema de salud, además de estar presentes cuando los casos aumentaron a cientos de miles y que parecía que el país se quedaría sin personal y sin camas.10

Los despliegues del personal de salud de Cuba se basaron en el análisis de las áreas donde se identificó que había escasez de recursos humanos. Entre otros beneficios, su presencia redujo la carga de trabajo y la presión sobre los miembros del personal de salud sudafricano, proporcionando un alivio muy necesario.11,12

Sudáfrica, hasta finales de mayo de 2021, enfrentó dos picos epidémicos: en julio de 2020 (más de 13 mil casos en un día) y en enero de 2021 (más de 21 mil casos en un día). Hasta el 17 de mayo de 2021, Sudáfrica reportaba 1 millón 615 mil 485 casos de COVID-19, ocupando en ese momento, el 20mo lugar por países. Además de 55 mil 260 fallecidos y una tasa de letalidad de 3,4 %.

En este sentido, el Ministro de Salud sudafricano reconoció que la BHR-SA ha jugado un papel invaluable e inconmensurable, fundamental en la batalla contra el COVID-19, resaltando la labor de los médicos, bioestadísticos, epidemiólogos y electromédicos cubanos.13) También, el presidente sudafricano ha agradecido a los profesionales de la salud cubanos por haber venido al país a ayudar a los médicos sudafricanos a combatir la pandemia.14

En reconocimiento a ese esfuerzo, el gabinete de gobierno de Sudáfrica acordó proponer al Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve” para el Premio Nobel de la Paz 2021.15) La nominación resultó aceptada por la Fundación del Premio Nobel el 27 de enero de 2021 luego de ser propuesta por gobiernos y organizaciones internacionales y populares y personalidades de todo el mundo, por su respuesta global a la COVID-19.16

Otros premios otorgados a este contingente “Henry Reeve” en este periodo es el Premio Democracia 2020 a la destacada personalidad latinoamericana, otorgado por el Centro Cultural Caras y Caretas de Argentina.17

El 15 de mayo de 2021 regresó a Cuba el primer grupo de 20 colaboradores de la BHR-SA, a los que le continuarían otros grupos en días posteriores. A su llegada, recibieron la bienvenida al país con toda satisfacción y el reconocimiento al intenso trabajo y los resultados obtenidos durante la estancia en el continente africano.18

No obstante, colaboradores médicos cubanos continúan brindando sus experiencias y conocimientos en la nación sudafricana y según sus beneficiarios, han sido de incalculable valor para sus pueblos.19

En esta investigación no se tuvo en cuenta en el diseño el impacto del dominio del idioma oficial del país por parte de los miembros de la BHR-SA en la atención y satisfacción de los pacientes, así como en la integración de epidemiólogos, bioestadísticos y electromédicos en los equipos locales de trabajo, por lo que será objetivo de estudio en investigaciones futuras.

Conclusiones

La BHR-SA compuesta por un grupo de profesionales de varias especialidades, jóvenes, pero con vasta experiencia en misiones médicas internacionalistas y provenientes de todas las provincias cubanas, y distribuidos en todas las provincias de Sudáfrica, contribuyen en la atención directa a pacientes COVID-19 y a salvar vidas en la Zona Roja (alto riesgo) y centros de aislamiento, así como, en la búsqueda activa y seguimiento de casos; otros son asignados a hospitales y centros de salud en la realización de partos e intervenciones quirúrgicas. Se destaca la labor de electromédicos en la reparación y recuperación de equipos médicos, de epidemiólogos y bioestadísticos en el análisis de la situación de salud, con enfoque en COVID-19 para la gestión de información y toma oportuna de decisiones, así como la de los farmacéuticos por su contribución profesional en SAPRHA.

Las autoridades y pueblos de Sudáfrica y Cuba reconocen la meritoria labor desempeñada por la BHR-SA en el enfrentamiento a la COVID-19 y su contribución en instituciones del sistema nacional de salud.

Referencias bibliográficas
Historial:
  • » Recibido: 01/11/2021
  • » Aceptado: 16/11/2021




Copyright (c) 2021 Revista Información Científica

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.