Caracterización de la tuberculosis en pacientes de la provincia Guantánamo, Cuba
RESUMEN
Introducción:

La lucha contra la tuberculosis es una responsabilidad social y profesional que requiere de su caracterización, la que no se ha realizado en Guantánamo en la última década.

Objetivo:

Caracterizar la tuberculosis en pacientes de la provincia Guantánamo durante el periodo comprendido entre 2012 y 2019.

Método:

El universo se constituyó por el total de pacientes diagnosticados (n=136). Se estudiaron las siguientes variables: edad, sexo, localización de la enfermedad, resultados de la baciloscopía, categoría al egreso y grupos de riesgo de tuberculosis. La información se obtuvo mediante los registros de enfermedades de declaración obligatoria cada año, y las encuestas epidemiológicas de los controles de focos realizados, y se resumió en números absolutos y porcentajes.

Resultados:

En el 80,1 % de los casos la tuberculosis se localizó en los pulmones, y fue más común el diagnóstico de pacientes con baciloscopía positiva (63,2 %). El 76,7 % de los pacientes con baciloscopía positiva fueron masculinos. Los grupos de riesgos para tuberculosis más usuales fueron: fumadores (26,4 %), inmunodeprimidos (21,6 %) y el alcoholismo (19,1 %). Conclusiones: En la provincia Guantánamo prevalece la tuberculosis de localización pulmonar y los pacientes con bacteriología positiva. Los afectados sobre todo son hombres, tienen edad entre 45 a 54 años y son de reciente diagnóstico. La enfermedad incide más en aquellos con antecedente de ser fumadores, inmunodeprimidos y los alcohólicos.

ABSTRACT
Introduction:

The fight against tuberculosis is a social and professional responsibility, which requires its characterization, which has not been carried out in Guantánamo in the last decade. Objective: To characterize tuberculosis in patients in the Guantánamo province during the period between 2012 and 2019.

Method:

The universe was made up of the total number of diagnosed patients (n = 136). The following variables were studied: age, sex, location of the disease, smear results, category at discharge, and tuberculosis risk groups. The information was obtained through the notifiable disease registries for each year and the epidemiological surveys of the outbreak controls carried out, and was summarized in absolute numbers and percentages.

Results:

In 80.1% of cases, tuberculosis is in the lungs, and the diagnosis of patients with positive smear microscopy (63.2%) is more common. 76.7% of smear-positive patients are male. The most common risk groups for tuberculosis are: smokers (26.4%), immunosuppressed (21.6%) and alcoholism (19.1%).

Conclusions:

In Guantánamo province, pulmonary localization tuberculosis and patients with positive bacteriology prevail. Those affected are mainly men, they are between 45 and 54 years old and have recently been diagnosed. The disease affects more in those with a history of being smokers, immunosuppressed and alcoholics.

Palabras clave:
    • tuberculosis;
    • bacteriología;
    • grupos de riesgo.
Keywords:
    • tuberculosis;
    • bacteriology;
    • categories of expenses;
    • risk groups.

Introducción

La Tuberculosis Pulmonar (TB) es una enfermedad infectocontagiosa causada por la bacteria micobacterium tuberculosis, cuyo reservorio es el hombre y su mecanismo de transmisión es a través de las gotas de Flugge emitidas por personas infectadas al toser o estornudar, afecta las vías respiratorias, y de no ser detectada y tratada de manera oportuna puede llevar al enfermo a la muerte.1,2 Representa un problema de salud pública ya que a pesar de las estrategias que se llevan a cabo en coordinación con instancias internacionales, nacionales, estatales y locales los casos van en incremento, afectando a grupos de riesgo.2

La Organización Mundial de Salud (OMS), mediante la estrategia “End TB”, ha propuesto la meta de reducir la mortalidad mundial por TB hasta el año 2035, y eliminar esta enfermedad en el año 2050.3 En ese sentido el Sistema Nacional de Salud (SNS) cubano ha demostrado capacidad de respuesta en la prevención y control de las enfermedades transmisibles, teniendo como antecedente histórico fundamental las transformaciones ocurridas en el escenario político, económico y social a partir de 1959, integrando la incorporación paulatina de la sociedad civil en sus diferentes etapas.4

Se estima que en el mundo 10 millones de personas enfermaron de TB en 2018. La carga de morbilidad varía de un país a otro, desde menos de 5 a más de 500 nuevos casos por cada 100 000 habitantes por año, con una media mundial en torno a los 130 casos. Se estima que en 2018 se registraron 1,2 millones (intervalo, 1,1-1,3 millones) de muertes por TB entre personas VIH-negativas y 251 000 muertes (intervalo, 223 000-281 000) entre personas VIH-positivas.5

La región de América Latina y el Caribe presenta serios problemas para enfrentar la TB debido a que, por una parte, ha habido un relajamiento en los programas de control, así como por el hecho de que la enfermedad ha progresado a formas más agresivas -como la TB multifármaco-resistente o multidroga-resistente (TB-MFR/TB-MDR) y la TB extremadamente resistente (TB-XDR), además del aumento de la comorbilidad entre TB y diabetes mellitus (DM), y de la coinfección TB y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).6

En Cuba, con la instauración del Programa Nacional de Control de la TB a partir de 1970, se ha logrado la disminución de la morbilidad y la mortalidad, sin embargo, en la provincia Guantánamo la incidencia de casos de TB en el período comprendido entre el 2011 y el 2015 superó la media nacional y se revela una tendencia al incremento de casos.7

Teniendo en cuenta las exigencias del Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) de que se realice la vigilancia epidemiológica de la TB, y el hecho de que no se encuentra algún estudio que revele como ha sido esta problemática en el contexto territorial en el período 2012 al 2019, los autores se motivaron por la realización de este estudio con el objetivo de caracterizar la TB en pacientes de la provincia Guantánamo durante dicho período.

Método

Se realizó un estudio observacional descriptivo. El universo estuvo integrado por la totalidad de los pacientes diagnosticados con TB en el período de estudio.

Se solicitó el consentimiento informado al director del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) para la obtención de los datos necesarios en la ejecución de la investigación.

Se utilizaron los registros de enfermedades de declaración obligatoria de cada año y las encuestas epidemiológicas de los controles de focos realizados.

Se utilizaron los siguientes criterios diagnósticos:

  • TB con baciloscopía positiva: es cuando se evidencia la presencia del bacilo tuberculoso en 100 campos observados.

  • TB pulmonar con baciloscopía negativa: es cuando se tienen pacientes con dos baciloscopias seriadas negativas y cultivo positivo o baciloscopias seriadas de esputo negativas, pero con imagen radiológica compatible de TB pulmonar activa (diagnosticada por médico especialista) clínica altamente sospechosa y/o contacto bacilífero.

  • TB extrapulmonar: la que se localiza fuera de los pulmones y que suele ser el resultado de la diseminación hematógena de la infección.

Se estudiaron variables de interés como edad, sexo, localización de la enfermedad, resultados de la bacteriología, categoría al egreso y grupos de riesgo de la TB.

Se confeccionó una base de datos en el programa Excel de la suite Office de Microsoft, sobre la plataforma de Windows 7. Se utilizó la frecuencia absoluta y el porcentaje como medida de resumen de variables cualitativas. Los resultados se mostraron en tablas de distribución de frecuencias.

Resultados

En la tabla 1 se revela que el 80,1 % de los casos diagnosticados con TB tuvo localización pulmonar, siendo más frecuente en el grupo de edades de entre 45-54 años (25,6 %). La TB extrapulmonar se presentó en el 19,8 %, presentándose mayormente en el grupo de 45-54 años en un 40,0 % seguido del grupo de 25 a 34 años con 28,0 %. En la localización pulmonar predominó el sexo masculino con 72,4 %, sin embargo, en la extrapulmonar sobresalió el sexo femenino en el 55,5 % de los casos.

Pacientes con tuberculosis según localización, edad y sexo

Nota: * Porciento calculado en base al total de cada localización.

** Porciento calculado en base al total de casos (136)

Se observa en la tabla 2 que el en 63,2 % de los pacientes la baciloscopía es positiva, mientras que en el 36,7 % la baciloscopía es negativa. En el análisis realizado por grupo de edades, el más afectado fue el de 45-54 años, tanto en la baciloscopía positiva (25,5 %) como en los pacientes con baciloscopía negativa (38,0 %). Se observa que el 76,7 % de la baciloscopías positivas perteneció a los pacientes del sexo masculino, de estos un 27,2 % al grupo de edades de 45 a 54 años. De igual manera, en la baciloscopía negativa, los pacientes del sexo masculino fue el más representado con 54,0 %.

Pacientes con tuberculosis según resultado de la baciloscopía, edad y sexo

Nota: * Porciento calculado en base al total de cada bacteriología.

** Porciento calculado en base al total de casos (136)

El 95,5 % de los casos de TB diagnosticados fueron casos nuevos, solo el 4,4 % constituyeron las recaídas, (Tabla 3). No se reportaron casos de fracaso terapéutico, abandono, ni crónicos.

Pacientes con tuberculosis según clasificación de casos

Según categoría de egreso, como puede observarse en la Tabla 4, el 87,5 % de los afectados fueron dados de alta curados, el 6,6 % fueron traslado a otras provincias y 5,1 % fallecidos.

Pacientes con tuberculosis según categorías de egreso

En la Tabla 5 se puede observar que los grupos de riesgos más frecuentes fueron los fumadores con 26,4 %, y los inmunodeprimidos con el 22,0 %, seguido de los alcohólicos con un 19,1 %, los ancianos con un 11,7 % y los exreclusos y reclusos con el 11,2 %.

Tuberculosis según grupos de riesgo

Nota: Porciento calculado en base al total de casos (136)

Discusión

Desde que se descubrió la TB, los estudios han revelado su mayor frecuencia en el sexo masculino. Jam y col.8, en su estudio realizado en Cienfuegos encontró resultados similares a los que se revelan en este artículo.

La edad es un factor de riesgo para esta dolencia, sobre todo a partir de los 60 años, probablemente en correspondencia con la inmunodepresión fisiológica que ocurre en las edades extremas de la vida y el aumento de la incidencia de enfermedades crónicas en adultos mayores. 8 En el estudio realizado no ocurrió así, lo que se debió a que la población prevalente es joven y tenían dos factores presentes de elevada significación para la enfermedad, como son la ingestión de bebidas alcohólicas y el hábito de fumar.

En cuanto a la localización, los resultados de la investigación coinciden con de Águila y col. (9, en un estudio realizado en Cienfuegos donde predominó la forma clínica de tuberculosis pulmonar y la forma con baciloscopia positiva. Cada enfermo con TB pulmonar con baciloscopía positiva es capaz de infectar 10 - 20 personas y de ellas el 50 % desarrolla la enfermedad en condiciones normales; esto pone en evidencia la perpetuidad y transmisibilidad de la tuberculosis. (10

Respecto a los resultados de la baciloscopía, se revela que del total de casos nuevos que ocurren en un año, aproximadamente un 50 % tiene baciloscopia positiva, el 10 % tiene una TB extrapulmonar, el 20 % puede tener tuberculosis pulmonar con cultivo de micobacterium positivo, el 20 % puede presentar el frotis y el cultivo negativo en presencia de síntomas, signos e imágenes radiográficas sugestivas del diagnóstico de TB. González y col. encontraron que el 55 % de los casos eran BAAR positivos y el 27 % BAAR negativos. 11 En un estudio realizado sobre la incidencia de TB en la provincia de Cienfuegos, se encontraron resultados similares, mostrando una tendencia decreciente de los casos con baciloscopia positiva. (8

Al analizar la clasificación de los casos, Moya (12 en su estudio en la Habana, expresa que la mayoría de los casos de TB fueron nuevos (91,1 %), cifra muy superior a las de las recaídas (1,5 %), a las de abandonos (1,5 %) y no hubo fracasos.

En este estudio, la mortalidad por tuberculosis solo representó el 6,1 %, no constituyendo un problema; solo uno falleció por tuberculosis, el resto fue por otra causa asociada.

Dentro de los grupos de riesgo descritos para la TB, el tabaquismo constituye un factor de riesgo para esta enfermedad. Es responsable del 20% de la carga de tuberculosis, y que entre el 2010 y 2050 será responsable de 18 millones de casos nuevos y de 40 millones de muertes. También está relacionado con las formas graves en términos de secuelas y resultados negativos durante el tratamiento antituberculoso, como recaída y muerte.

La relación hábito de fumar-TB se debe a que los componentes del humo de tabaco provocan cambios en el sistema respiratorio de tipo inflamatorio e inmunológico, inhibe el crecimiento celular y las acciones de algunos mediadores químicos relacionados a la inmunidad innata. (13

Referente al alcoholismo, esta adicción es un problema biopsicosocial y se encuentra muy relacionada a conflictos con la pareja, los hijos y otros familiares; los afectados pueden llegar a una degradación moral ante la sociedad, a la pérdida del rendimiento laboral, el padecimiento de trastornos sexuales, entre otros aspectos negativos. Específicamente, en Timor Oriental, existe una alta incidencia de alcoholismo, sobre todo en hombres jóvenes. También se ha demostrado que el alcoholismo inhibe la actividad de los macrófagos en la mucosa respiratoria. (

Otro grupo de riesgo es la población infectada con virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o con Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), condición que predispone a la TB. Se revela una frecuente asociación entre la TB extrapulmonar (TBE) y el VIH. La TB pulmonar es la forma de presentación más frecuente en los pacientes con el VIH.15 La coinfección de estas entidades, aunque en Cuba no se relaciona con el incremento de la TB, constituye una causa importante de morbilidad en el enfermo con SIDA. (16

La ancianidad es un factor de riesgo muy frecuente para el contagio con tuberculosis, porque implica envejecimiento inmunológico, y con ello, deficiencia de los mecanismos defensivos. Marrero y col. (14) en un estudio realizado en Timor Oriental, encontraron que el mayor porcentaje de los pacientes que enfermaron correspondieron a las edades de entre 60 a 70 años. Jam y col., en su estudio realizado en Cienfuegos, encontró que predominó el grupo de edad de 60 años y más. En el estudio realizado en Guantánamo, la mayoría de los pacientes tienen edades inferiores a los 60 años.8 Es importante reconocer que la población guantanamera no es de las más envejecidas del país.

Epidemiológicamente, los reclusos constituyen otro grupo de alto riesgo para contraer la infección y se mantienen en vigilancia epidemiológica dos años posteriores a la salida del penal. Cabe señalar que en muchos de los reclusos convergen otros factores que agravan el riesgo de enfermar de TB, como el alcoholismo, los trastornos psiquiátricos y otras enfermedades crónicas asociadas, la poca exposición a la luz solar y el hacinamiento. (14

Conclusiones

En la provincia Guantánamo prevalece la tuberculosis de localización pulmonar y los pacientes con bacteriología positiva. Los afectados, sobre todo son hombres, tienen edad entre 45 a 54 años y son de reciente diagnóstico. La enfermedad incide más en aquellos con antecedentes de ser fumadores, inmunodeprimidos y los alcohólicos.

Referencias bibliográficas
Historial:
  • » Recibido: 28/09/2020
  • » Aceptado: 05/10/2020
  • » Publicado : 12/10/2020


Añadir comentario



Copyright (c) 2020 Revista Información Científica

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.