ric17960117

ISSN 1028-9933

Rev Inf Cient. 2017; 96(1):149-159


REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA

 

 

Valores ético-morales y calidad de los servicios prestados de enfermería en Guantánamo

 

Ethical and moral values and quality of nursing services provided at Guantanamo

 

Lissette Singh Chuy, Maryelis Espinosa Abreu, Niurdis Columbie Colas, Yaritza Cantillo Fernández

Universidad de Ciencias Médicas. Guantánamo. Cuba


 

RESUMEN

Se realizó una revisión para exponer algunos elementos relacionados con la relación existente entre los valores éticos morales y la calidad de los servicios prestados por los profesionales de la enfermería de la provincia de Guantánamo, dada la preocupación que para este colectivo de profesores representa el debilitamiento de algunos de estos valores en el personal y con el propósito de enaltecer y resaltar todos los valores que siempre nos han guiado, trasmitiéndole a las presentes y futuras generaciones lo que por más de 50 años nos han enseñado los líderes y paradigmas de la enfermería para garantizar una atención de enfermería de calidad. El respeto, la honestidad y la dedicación al trabajo profesional enmarca la conducta diaria del cumplimiento de las reglas de convivencia social en las que se expresan el respeto a la profesión, a los pacientes, al resto de los profesionales de la salud y a sí mismo como persona.

Palabras clave: valores, enfermería, ética, moral, calidad


 

ABSTRACT

A review was made to present some elements related to the relationship between ethical and moral values and the quality of services provided by the nursing professionals of the province of Guantanamo, given the concern that this group of teachers represent the weakening of some of these values in our staff and with the purpose of enhancing and highlighting all the values that have always guided us, transmitting to the present and future generations for more than 50 years that have taught our leaders and paradigms of our nursing to ensure quality nursing care. Respect, honesty and dedication to professional work frame the daily conduct of compliance with the rules of social coexistence in which respect for the profession, patients, other health professionals and themselves as person.

Keywords: values, nursing, ethics, moral, quality


 

INTRODUCCIÓN

A través de todos estos años de Revolución la salud pública cubana ha logrado éxitos muy connotados como pocos países en el mundo, gracias a una voluntad política muy arraigada en el propio proceso. Hechos muy relevantes como la creación de un sistema único de salud, cobertura de los servicios de atención médica, formación de recursos humanos, equidad para toda la población, gratuidad de la atención médica, así como resultados extraordinarios en los indicadores generales como es el caso de la disminución de la mortalidad infantil y materna, aumento de la esperanza de vida y la extensión de la atención primaria, logros que sin lugar a dudas han contribuido a mejorar la calidad de vida del pueblo cubano, y que han sido motivo de reconocimiento internacional por la eficacia y eficiencia del sistema.1

El carácter socialista de la medicina cubana constituye la base material sobre la que se sustenta la moral y la ética de los trabajadores de la salud médica cubana que se identifican con la concepción dialéctico materialista de los fenómenos naturales y sociales. La sociedad socialista se propone como meta crear un hombre con una personalidad diferente, imbuido por un amor entrañable a la Patria, odio sin cuartel a los enemigos de esta, comprensión, solidaridad y ayuda a los pueblos hermanos, con una moral superior de trabajo y sus relaciones con el pueblo en la actividad de atención médica y no individual, ni individualista.2 Uno de los objetivos más preciados de la formación del profesional de la salud es su educación moral, el desarrollo de los valores que garanticen un desempeño científico de alta calidad, junto al compromiso social de su país y con la continuidad de la obra revolucionaria, formándose no solo como buenos especialistas sino también como mejores ciudadanos.3

En esta provincia al igual que en el resto del país se amplió considerablemente la formación de personal de enfermería, jóvenes en su gran mayoría que venían influenciados por algún deterioro en los valores que deben caracterizarlos producto fundamentalmente de la guerra ideológica capitalista contra nuestros jóvenes y otras influencias negativas del medio exterior y esta masividad en el sector trajo como consecuencia que se extendiera hacia el resto de los compañeros, es por ello que proponemos como problema a defender: ¿Existirá alguna relación entre los valores éticos morales de la profesión y la calidad de los servicios prestados? y como objetivo de este trabajo profundizar en algunos elementos relacionados con el vínculo existente entre los valores éticos morales y la calidad de los servicios prestados.

 

DESARROLLO

El triunfo del primero de enero de 1959 produjo cambios favorables para un acercamiento cada vez más a una ética revolucionaria, y en particular a una ética médica diferente a la de las etapas anteriores, aunque haya podido tomar de estas los aspectos más positivos. El proceso revolucionario determinó profundas transformaciones en el cuadro de salud, gracias a una política nacional de salud dentro del marco general de la política de desarrollo integral de la nación. Tal fue el impulso, que se puede afirmar que ya en 1960 se había cumplido el programa del Moncada. Por su relevancia histórica se debe mencionar el hecho de que la Ley 959 de 1961, que dio su nombre al actual Ministerio de Salud Pública y postuló en su artículo primero: "El Ministerio de Salud Pública es el encargado del estudio de los problemas de la salud del pueblo y de planificar y ejecutar las acciones de fomento, protección y recuperación de la salud". Es decir, la salud no es sólo un derecho del pueblo, sino un deber del Estado. La existencia de una política para el sector y el desarrollo de la planificación hicieron posible la integración de un sistema nacional de salud (SNS) que ha probado su eficacia y logrado una elevación importante del nivel de salud de la población.1

La lucha para defender la obra de la Revolución, así como los principios y valores socialistas, está enmarcada en las ideas políticas y el acervo de una ética revolucionaria. De hecho, estas bases ideológicas, constituyen la fuente de donde se nutre la ética médica cubana.

Los avances de la ciencia han modificado en el mundo capitalista los sistemas de valores, que desde tiempos inmemoriales sirvieron de apoyo a las sociedades humanas, transformándolas en tecnología y poder. Muchos estudiosos de la ética médica y la bioética han centrado su atención en los grandes conflictos derivados de la invasión tecnológica en el campo de las ciencias médicas, asunto de incuestionable importancia.4

La enfermería debe preparar a sus profesionales con una visión de disciplina científica, cultivando la constante preocupación por el bien fundamental de la humanidad y que posean, a su vez, un sistema de valores y creencias que revele su entereza ética.5

El respeto, honestidad y dedicación al trabajo profesional enmarca la conducta diaria del cumplimiento de las reglas de convivencia social en las que se expresan el respeto a la profesión, a los pacientes, al resto de los profesionales de la salud y a sí mismo como persona. Convertir a los enfermeros técnicos y licenciados en paradigmas de los hombres y mujeres que integran el sistema nacional de salud, con elevado humanismo ético-moral y profesional constituye la visión de la sociedad cubana de enfermería.6

La valoración de la calidad se expresa a través de la práctica diaria en el servicio que se presta a la población y que debe caracterizar al profesional por una formación académica de alto nivel. Lamentablemente en esa práctica diaria aún se observa con frecuencia una gran superficialidad y ligereza en la atención médica, por lo que avanzar en el perfeccionamiento ético de estas instituciones es el área clave en el camino hacia la excelencia en salud.7

En consecuencia, las virtudes que más destacan el carácter humanista de la profesión médica son: respetoaladignidaddelaspersonas, justicia, solidaridad, libertad y responsabilidad8, que son en esencia las virtudes fundamentales del médico, enfermera y de todos los trabajadores de la salud. Se trata del sentimiento que significa la ayuda mutua entre los seres humanos y los pueblos, para apoyar mediante acciones concretas el alivio del dolor y su contribución al mejoramiento humano en el ámbito nacional e internacional. En más de cuatro décadas, Cuba ha realizado una colaboración médica internacionalista en múltiples países y actualmente sus servicios se han extendido, lo que significa que el personal de la salud se encuentra formado con ese rasgo de solidaridad humana.

Hoy la solidaridad desborda los propios intereses, son miles los estudiantes extranjeros, procedentes de diversos países y con características propias de sus culturas y de sus formaciones anteriores, que estudian carreras de ciencias de la salud en Cuba.

Las escuelas de enfermeras se crearon en Cuba con el objetivo en primer lugar, de hacer todo lo posible por mejorar los intereses de las enfermeras, para enaltecer y fomentar la profesión por medio de un sistema general de instrucción que se establecería y sostendría para proporcionarles el medio de adquirir conocimientos teórico prácticos en la asistencia de enfermos y otorgarles un título o certificado de graduadas que les garantizara el ejercicio de la profesión y les proporcionara la manera de obtener trabajo.9

Los enfermeros tienen como propósito fundamental cuidar a personas desempeñando su responsabilidad profesional cuando se le solicita o lo necesitan los pacientes, por lo que la calidad de la atención está fundamentada en las necesidades del paciente y de sus familiares, si tenemos en cuenta que los profesionales de enfermería asisten a personas afectadas en sus necesidades básicas nos percatamos de la importancia y del papel que juega el enfermero en su empeño por mejorar cada día la atención que brinda10, mediante una continuada superación en aras de ser mejores profesionales, sabiendo que la excelencia no es más que hacer desde el puesto de trabajo lo que se quiere que otro haga si tuviera que hacer ese trabajo para otra persona.

La necesidad de los cuidados de enfermería es universal, el respeto por la vida, la dignidad y los derechos del ser humano son condiciones esenciales de la enfermería, esta crea un medio ambiente en el cual los valores, costumbres y creencias de la persona son respetadas. La enfermera es responsable de su actuación profesional y de mantener válida su competencia mediante una educación permanente.8

Dentro de la circunstancia de una situación específica la calidad del trabajo de la enfermera será siempre lo mejor posible, en el ejercicio de su profesión la enfermera debe mantener siempre una conducta personal irreprochable que de crédito a la profesión.8

En Cuba la enfermería actual debe dar respuesta de cuidados calificados a nuevas demandas sociales. La ética de enfermería es la adecuación de los principios éticos que rigen en la sociedad y en el ámbito de los profesionales de la salud11, los valores son propiedades de los objetos y fenómenos que al tener una significación socialmente positiva para el hombre, permiten satisfacer necesidades.12

La Universidad Médica cubana tiene la misión de la formación integral de los futuros profesionales de la Salud de Cuba y otras nacionalidades, el perfeccionamiento de los recursos humanos ya formados, la promoción del pensamiento científico técnico en el logro de la excelencia en la prestación de los servicios y su constante interacción con la sociedad, para aportar la cultura general integral, académica y revolucionaria necesaria, que permita satisfacer las necesidades del pueblo y mantener compromisos solidarios con otras naciones del mundo.13

La formación relacionada con la profesión en específico no debe descuidarse ni un solo momento, así como la reafirmación de la ética en general y de los valores morales en particular. Se procura lograr un licenciado en enfermería con una formación humanista como lo requiere para desempeñar sus funciones adecuadamente, siendo una de las prioridades del Gobierno y el Estado, que se inserta dentro de la batalla de ideas con la universalización de la enseñanza.13

La educación en valores es un proceso humanizador, individual, social, vertical y horizontal a lo largo de la vida de las personas.14

En el 2003 como parte de las transformaciones de la educación superior cubana producidas en medio de esta batalla de ideas y teniendo en cuenta esta experiencia y tradición de universalización en una nueva dimensión se produce la ampliación de capacidades en la licenciatura en enfermería. Actualmente la cifra del personal de enfermería alcanza los 80 354, de ellos 22 931 son licenciados, 56 729 enfermeros técnicos, 624 enfermeros básicos y 70 auxiliares.6

Los valores profesionales son entendidos como aquellas cualidades de la personalidad profesional que expresan significaciones sociales de redimensionamiento humano y que se manifiestan relacionadas al quehacer profesional y modos de actuación. Los valores profesionales no son más que los valores humanos contextualizados y dirigidos hacia la profesión.15 Sus significados se relacionan con los requerimientos universales y particulares a la profesión. Los valores, junto a los principios y las normas, forman parte de la ética profesional.16

Los valores poseen la "capacidad movilizativa y motivadora", por constituir elemento esencial de las convicciones, por su impacto en la calidad del desempeño futuro del profesional.17Los valores ético-morales, que han de exhibir los profesionales de la salud, pudieran ser definidos como la significación positiva para la dignidad humana en un sentido amplio y para la satisfacción de necesidades de la especie y la práctica social en un sentido estrecho.16

En el pensamiento de Ernesto Guevara se vislumbran preceptos éticos que deben caracterizar al hombre de hoy y del mañana, el amor a la patria, a la humanidad, el humanismo, el internacionalismo, el compañerismo, la disciplina, la veracidad, la honradez, la sencillez, la modestia, la solidaridad, la intransigencia hacia la explotación y el rechazo al individualismo.17

El tema de los valores cobra hoy una importancia capital para los destinos del género humano. Tienen una relevancia no solo teórica sino sobre todo práctica. Vivimos la paradójica situación de un mundo que dispone de altísimos niveles de desarrollo económico y tecnológico. El desarrollo vertiginoso de la ciencia y la técnica han hecho más evidentes las diferencias entre unos países y otros, en un mundo cada vez más unipolar18 y sobre el cual se ciñen, sin embargo, los más amenazantes peligros que ha tenido que enfrentar la sociedad en toda su historia. Coneldesarrollocientíficotecnológicoconquesecuenta enlaactualidad,disponerdetrabajadoresconunaaltapreparación técnica,perocarentesdevaloresético-morales,constituyeunafalta grave que tarde o temprano traerá terribles consecuencias.19

El triunfo revolucionario, que sin lugar a dudas, desde un inicio fortaleció los valores éticos sociales, especialmente el patriotismo, la libertad, la justicia social, la solidaridad, la honestidad, la honradez y la responsabilidad, ha tenido que enfrentar el deterioro de gran parte de ellos desde la última década del pasado siglo XX20,en este sentido los valores que si bien están presentes en los profesionales de enfermería como son además: la no mercantilización, la sencillez, la solidaridad, el humanismo y el altruismo al profesional de la salud21, se han visto afectados, lo que a criterio de este colectivo de autores se debe esencialmente por la influencia negativa que en lo externo han recibido nuestros trabajadores y estudiantes, mediante la transculturación no siempre adecuada, algunos medios difusores de la informatización, la falta de ejemplaridad de algunos de nuestros profesionales ,entre otros. Si tenemos en consideración además que un gran por ciento es joven lo que se ve traducido en su modo de actuar, en el uso incorrecto del uniforme, la forma de dirigirse a otras personas, la falta de cortesía. Los profesores y trabajadores en general, deben ser el espejo en el cual se puedan ver reflejados los estudiantes, como consecuencia del ejemplo y las actitudes por ellos a imitar.22

El sistema educacional cubano trabaja en el reforzamiento de los valores fundamentales que se sustentan en líneas generales del programa director orientado por el Partido.23,24

El líder histórico Fidel Castro en su concepto de Revolución dado en el aula magna de la universidad de la Habana resaltaba algunos valores que se deben enaltecer si se quiere mantener las principales conquistas y cito:¨…Es tratar a los demás como seres humanos..., es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio, es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo.25

 

CONSIDERACIONES FINALES

Los valores no se han perdido como se plantea por muchas personas sino que más bien se debilitaron un poco por falta de sistematicidad en abordar estos temas con las nuevas generaciones y que faltó además ejemplaridad y constancia en muchas de las personas que tenían esa responsabilidad, se considera que la labor de algunos profesores y directivos, así como de la familia en un momento determinado no fue el mejor, por lo que si se quiere mantener la obra socialista y enaltecer y resaltar todos los valores que siempre han guiado a esta profesión, se debe ser cada día mejores personas, educando bien y trasmitiéndole a las presentes y futuras generaciones lo que por más de 50 años nos han enseñado nuestros líderes y paradigmas de la enfermería para lograr servicios de excelencia en todos los centros del sistema nacional de salud, pues es innegable la relación que existe entre los valores éticos morales y la calidad de los servicios prestados, ya que hace más humanistas, solidarios, consagrados y altruistas. Para finalizar citamos una frase expresada en una carta de Nuestro Apóstol de enero de 1890 dirigida a Gonzalo de Quesada quien dijera: "La más noble de las ocupaciones, y quién sabe si la más grata es la de Enfermero"

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Llorens Figueroa J A. Ética y educación en los servicios de salud. Rev Cubana Salud Púb [Internet]. 2006 Dic [citado 3 Jun 2016]; 32(4):[aprox. 16 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-34662006000400013&lng=es

2. Bustamante Alfonso LM. La educación en valores en trabajadores de la atención primaria de salud en Cuba. Rev Cubana Med Gen Int [Internet]. 2010 Mar [citado 2 Jun 2016]; 26(1): [aprox. 21 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/pdf/mgi/v26n1/mgi15110.pdf

3. Llano GilA, Castillo ReyesO, Sánchez PridaE, MartínM L, Díaz Valdés V.Formación de valores en estudiantes. Papel de los profesionales de la información. Gaceta MédEspirit [Internet]. 2007 [citado 4 May 2016]; 9(2): [aprox. 6 p.]. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/gme/pub/vol.9.%282%29_19/p19.html

4. Toledo Curbelo. Fundamento de Salud Pública. La Habana: Ciencias Médicas; 2004.

5. Sol Agramontés A Del. La enseñanza del proceso de atención de enfermería. FUDEN; 2011.

6. Bello Nl. Fundamentos de enfermería. La Habana: Ciencias Médicas; 2006.

7. Pérez Cárdenas M. ¿Cómo identificar los principales problemas éticos de una institución por los directivos de salud? RevHabCiencMéd [Internet]. 2007 [citado 4 May 2016]; 6(Suppl5): [aprox. p.].Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729 -519X2007000500011&lng=es.

8. Amaro Cano MC. Enfermería. Sociedad y ética. La Habana: Ciencias Médicas; 2009.

9. Ancheta NE. Historia de la Enfermería en Cuba. La Habana: Ciencias Médicas; 2003.

10.Colectivo de Autores. Administración y gestión de enfermería. La Habana: Ciencias Médicas; 2004.

11.Amaro Cano MC del. Problemas éticos y bioéticos en enfermería. La Habana: Ciencias Médicas; 2005. Disponible en: http://gsdl.bvs.sld.cu/PDFs/Coleccion_Enfermeria/problemas_eticos_ybioeticosen_enfermeria/completo.pdf

12.Santana Fernández KA, Rey Ferrales Y. Necesidad de la formación de valores en los profesionales de la salud. MEDISAN [Internet]. 2015 Mar [citado 3 Jun 2016]; 19(3): [aprox. 4p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029 -30192015000300001&lng=es

13.Milanés Céspedes N, Bujardón Mendoza A, Tamarit Castillo O, Valdés Cervantes V M. Planeación estratégica para el fortalecimiento de la ética profesional de Enfermería en la filial
Nuevitas. RevHumMed [Internet]. 2010 [citado 4 May 2016]; 10(3): [aprox. 20 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-81202010000300004&lng=es

14.Pérez Quiñones J A, Hernández Falcón L, García L E., Cid Rodríguez MC del, Hernández Díaz O, Martínez Abreu J. Importancia de la orientación educativa en la formación de valores en las universidades de Ciencias Médicas. RevMed Electrón [Internet]. 2014 Ago [citado 3 Jun 2016]; 36(4):512-520. Disponible en: http://scieloprueba.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684-18242014000400013&lng=es

15.Gómez Báez L, Díaz Martínez S B, Barrios Morejón C, Morejón Hernández E L, Padrón Echevarría A. La educación en valores profesionales en la Filial de Tecnología de la Salud Simón Bolívar. Rev Ciencias Méd [Internet]. 2014 [citado 4 May 2016];18(1):111-123. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-31942014000100012&lng=es

16.Mendoza Castro AH, Martínez Hernández O, Rodríguez Fajardo X. Formación de valores ético-morales en el profesional de la salud. RevMédElectr[Internet]. 2009[citado 4 May 2016];31(6):Disponible en: http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20medica/ano%202009 /vol6%202009/tema13.htm

17.Bustamante Alfonso LM., Camejo Esquijarosa D. El ideario del Che y la educación en valores para el nuevo modelo de formación de profesionales de la salud. EducMedSup [Internet]. 2008 [citado 4 May 2016]; 22(2): Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412008000200008&lng=es

18.Legón RM de la, Vega González N E. La educación para la vida en la obra martiana. RevHabCiencMéd [Internet]. 2009 [citado 30 Nov 2010]; 8(2): [aprox. 10 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2009000200002&lng=es

19.Parra Castellanos MR, Iznaga Brooks HL, Hurtado Cumba G, Reyes Garcia ZL De Los, Dorsant Iznaga M. Valores éticos deseados y compartidos en trabajadores del centro de información de ciencias médicas de Guantánamo. RIC [Internet]. 2011 [citado 4 May 2016];69 (1): Disponible en: http://www.gtm.sld.cu/sitios/cpicm/contenido/ric/textos/Vol_69_No.1 /valores_eticos_deseados_compartidos_cpicm.pdf

20.Amaro Cano MC Del. Una aproximación a los valores éticos consensuados por la sociedad cubana. EducMedSup [Internet]. 2014 [citado 4 May 2016]; 28(1): 35-49. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412014000100006&lng=es.

21.Torres Armenteros AL, Pérez Alfonso Y, Chávez Hernández S. José Martí en la formación ético-humanista del futuro profesional de la Salud. RevHumMed [Internet]. 2010 [citado 4 May 2016]; 10(2): Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727 -81202010000200008&lng=es.

22.Balbona Brito R, Cuervo Ledo J. La labor educativa de los profesores desde la instrucción. RevMedElect [Internet]. 2011 [citado 4 May 2016]; 33(4): 547-555. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684-18242011000400018&lng=es.

23.Pruna Cobas C, Benavides Santisteban M A. Preparación para la Defensa: un reto en la formación de tecnólogos de la salud. MEDISAN [Internet]. 2010 [citado 4 May 2016]; 14(5): Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029 -30192010000500018&lng=es.

24.Bembibre Mozo D, TarajanoRoselló AO, Bujardón Mendoza A. Sistema de acciones para fortalecer la responsabilidad en el Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas de Camagüey. Rev Cubana InfCiencSalud [Internet]. 2013 Mar [citado 3 Jun 2016]; 24(1): 23-39. Disponible en: http://scieloprueba.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2307 -21132013000100003&lng=es.

25.Lineamientos de la Política económica y social del partido y la revolución. Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba.18 abril 2011.

 

 

Recibido: 6 de julio de 2016

Aprobado: 19 de noviembre de 2016

 

 

Lic. Lissette Singh Chuy. Hospital Pediátrico Docente "Gral. Pedro Agustín Pérez". Guantánamo. Cuba. Email:lsingh@infosol.gtm.sld.cu

Añadir comentario



Copyright (c) 2020 Revista Información Científica

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.