Cáncer de piel no melanoma en adultos mayores de hogares de ancianos, Guantánamo 2017-2019
RESUMEN
Introducción:

En Guantánamo no se ha caracterizado el cáncer de piel en los adultos mayores.

Objetivo:

Caracterizar a los pacientes ingresados en los hogares de ancianos “Caridad Jaca” y “San José” de la ciudad de Guantánamo con diagnóstico de cáncer de piel en el periodo 2017-2019.

Método:

Se realizó un estudio observacional, prospectivo y transversal con todos los ancianos (n=256) con cáncer de piel (n=15). Se estudiaron las siguientes variables: edad, sexo, lugar de nacimiento y donde vivió, antecedentes patológicos personales, fototipo cutáneo, características de la lesión, diagnóstico clínico, dermatoscópico e histopatológico.

Resultados:

En el 5,9 % de los ancianos se diagnosticó un cáncer de piel. Fue más común en hombres (53,4 %), con 60 a 79 años (53,4 %), nacidos o que vivieron en áreas urbanas y fototipo cutáneo III (40,0 %). El 100,0 % se expuso a la luz solar, el 86,7 % sin medios de fotoprotección. El cáncer se localizó más en la cara (66,7 %), tenían entre 3 y 4 años de evolución (60,0 %) y el carcinoma basocelular (46,6 %) fue el más frecuente. En el 80,0 % de los casos se apreció correlación diagnóstico clínico, dermatoscópico e histopatológico.

Conclusiones:

Es baja la frecuencia del cáncer de piel en los ancianos, sin embargo, se requiere prestar más atención al aseguramiento del diagnóstico precoz de esta enfermedad.

ABSTRACT
Introduction:

Skin cancer in elderly has not been characterized in Guantanamo.

Objective:

Characterize the patients admitted to the nursing homes "Caridad Jaca" and "San José" in the city of Guantánamo with a diagnosis of skin cancer in the period 2017-2019.

Method:

It was conducted an observational, prospective and cross-sectional study with all the elderly (n=256) with skin cancer (n=15). Studied variables: age, sex, place of birth and lived, personal pathological history, skin phototype, characteristics of the lesion, clinical dermatoscopic and histopathological diagnosis.

Results:

5.9% of the elderly were diagnosed with skin cancer. It was more common in men (53.4%), range age from 60 to 79 (53.4%), were born or lived in urban areas and with skin phototype III (40.0%). 100.0% of the patients were exposed to sunlight, 86.7% without photo-protection means. The cancer was more localized in the face area (66.7%), had between 3 and 4 years of evolution (60.0%) and basal cell carcinoma (46.6%) was the most frequent. Clinical, dermatoscopic and histopathological diagnosis correlation was observed in 80.0 % of the cases.

Conclusions:

The rate of skin cancers in erderly is low, however, more attention is needed to ensure early diagnosis of this disease.

Palabras clave:
    • cáncer de piel;
    • carcinoma basocelular;
    • carcinoma epidermoide;
    • adulto mayor.
Keywords:
    • skin cancer;
    • basal cell carcinoma;
    • epidermoid carcinoma;
    • erderly.

Introducción

En la actualidad se revela un incremento ascendente de la población de ancianos, realidad que se revela en Cuba1 y en el extranjero.2) La complejidad del proceso de envejecimiento se muestra más en la piel2,3, donde se expresa el riesgo de diversas dermatosis entre las que inciden el cáncer de piel, clasificado como cáncer de piel no melanoma (CPNM) y melanoma.

El término CPNM comprende neoplasias de la piel infrecuentes, pero se usa principalmente para definir carcinomas de células basales (CBC) y carcinomas de células escamosas (CE).4) Según la Organización Mundial de la Salud2 este cáncer es un problema de salud pública, sobre todo, en los países donde la población tiene la piel más clara y la cultura del bronceado está arraigada.5

Se afirma que uno de cada tres casos de cáncer en el mundo es de piel, cada año se diagnostican más de un millón de casos, mueren unas 66 000 personas por esta causa2, sobre todo ancianos y el costo del tratamiento supera los tres billones de dólares.6

Cuba se sitúa entre los países latinoamericanos donde más incide el CPNM, el cual constituye la primera causa de muerte por cáncer.1 En 2018, la tasa de mortalidad por esta causa fue de 111,2 x 100 000 en mujeres y 133,1 x 100 000 en hombres, los más afectados fueron las ancianas y los ancianos con tasas respectivas de 418,4 x 100 000 y 294,7 x 100 000.1

En Guantánamo, los dermatólogos expresan insatisfacciones con la disponibilidad de datos sobre la morbilidad y mortalidad por CPNM, pues en los registros estadísticos no se documenta la prevalencia, incidencia y mortalidad por esta causa, lo que ha motivado el desarrollo de este estudio con el objetivo de caracterizar a los pacientes ingresados en los hogares de ancianos "Caridad Jaca" y "San José" de la ciudad de Guantánamo con diagnóstico de cáncer de piel en el periodo 2017-2019.

Método

Se realizó un estudio observacional, prospectivo y longitudinal, que se aprobó por el Comité de Ética de los citados hogares de ancianos. Se estudiaron todos los ancianos ingresados en estos hogares (n=256).

El diagnóstico de cáncer de piel se sustentó en los criterios que se establecen en la literatura biomédica7,8 y se hizo mediante el examen de la piel mediante el método clínico, la dermatoscopia y el informe de la biopsia de piel.

Se estudiaron las siguientes variables: presencia del diagnóstico de cáncer de piel y de los afectados se precisó edad, sexo, lugar de nacimiento y donde desempeñó su vida, antecedente de exposición solar, del uso de medios de fotoprotección, fototipo cutáneo. Respecto al cáncer se documentó la localización anatómica, tiempo de evolución, número de lesiones cutáneas tumorales, diagnóstico clínico, dermatoscópico e histopatológico y la correlación entre estos.

Los datos obtenidos se almacenaron en una planilla creada en el programa Microsoft Excel 2010 y procesaron con el programa Statistical Package for the Social Sciences (SPSS) versión 21 para Windows.

Los resultados se presentaron en tablas, resumidos mediante frecuencias absolutas y acumuladas y el cálculo del porcentaje. Se determinó la asociación entre variables cualitativas mediante la técnica de Chi cuadrado de independencia, para un nivel de significación de p ≤ 0,05.

Resultados

La tabla 1 muestra que se diagnosticó el CPNM en 15 ancianos (5,9 % respecto a n=256), sobre todo fueron hombres con 60 a 79 años de edad (40,1 %), nacieron (66,7 %) y desarrollaron su vida en áreas urbanas (80,0 %). El 100,0 % se expuso a la luz solar y la mayoría (86,7 %) sin el uso de medios de fotoprotección. El 40,0 % tenía un fototipo cutáneo III. El CPNM se localizó más en la cara (66,7 %); en el 60,0 % de los ancianos tenía entre 3 y 4 años de evolución.

Caracterización de los pacientes según edad, área de nacimiento y donde habitó, exposición solar y uso medios de fotoprotección, fototipo cutáneo, localización y tiempo de evolución del cáncer de piel

La tabla 2 expresa que el CBC (86,6 %) fue la forma clínica más común del cáncer de piel de acuerdo con el diagnóstico clínico, dermatoscópico (86,6 %) e histopatológico (66,6 %).

Pacientes según el diagnóstico del tipo de cáncer de piel

La tabla 3 revela que en tres pacientes no se percibió correlación entre el diagnóstico clínico y el dermatoscópico. También se observa que en tres pacientes no hubo correlación entre los diagnósticos dermatoscópico e histopatológico.

Correlación diagnóstica del cáncer de piel los pacientes ancianos estudiados

Leyenda: CBC: carcinoma basocelular; NU: nódulo-ulcerado; Pig: pigmentado; AQ:adenoquístico; C Epid: carcinoma epidermoide.

En la tabla 4 se aprecia la correlación diagnóstico clínico y dermatoscópico en el 80,0 % de los pacientes y no hubo correlación entre estos diagnósticos en tres pacientes (20,0 %) (p=0,013).

La correlación diagnóstico-dermatoscópico-histopatológica se observó en el 80,0 % de los pacientes y no se apreció en 3 pacientes (20,0 %) (p=0,013). La correlación diagnóstico-clínico-histopatológica se logró en el 80,0 % de los pacientes y no se logró correlación en tres pacientes (20,0 %) (p=0,021). La correlación entre los diagnósticos clínico, dermatoscópico e histopatológico fue significativa (p=0,101).

Pacientes según la correlación diagnóstica

Discusión

El cáncer de piel es el más diagnosticado en Cuba1 y puede estimarse que la incidencia podrá incrementarse por el deterioro de la capa de ozono y los cambios climáticos. Sin embargo, los estudios epidemiológicos se dificultan porque este tipo de cáncer no se documenta en registros estadísticos. De ahí, la importancia de los estudios dirigidos al tema del cáncer de piel.

En este estudio se diagnosticó CPNM en el 5,9 % de los pacientes, proporción que es baja y no puede extrapolarse a la población guantanamera, pues el estudio se limitó a dos hogares de ancianos, pero esto no le resta significado social, pues en Guantánamo hasta la fecha no se había realizado algún estudio similar, aunque se reconocen los aportes de Rojas N9 y Bordelois A y col.10 que estudiaron ancianos con dermatosis, pero no consideraron los diagnósticos dermatoscópicos y la correlación de los diagnósticos clínico, dermatoscópico e histopatológico.

Se constataron estudios de autores cubanos11,12,13 en los que se revela que la incidencia de CPNM oscila entre un 5 y un 10 % de la población, lo que es armónico con el resultado de este estudio.

Respecto a la edad, muchos estudios señalan que la incidencia del CPNM se incrementa en la medida que aumenta la edad del paciente, y que este suele ser más común en los pacientes con más de 60 años8,14, lo que sustenta los resultados de este estudio. Esto se relaciona con el efecto acumulativo de la exposición a la radiación ultravioleta.

En relación con el sexo, se afirma que el CPNM es más común en los hombres de raza blanca mayores de 60 años de edad y fototipo cutáneo de Fitzpatrick I, II y III14,15, observación que se apreció en este estudio, lo que se ha relacionado con la fotoexposición, ya que profesiones como la agricultura y la construcción, en las que la fotoexposición es alta, suelen ser ejercidas por varones e individuos que laboran en áreas rurales. Sin embargo, el patrón de distribución está mostrando una tendencia a igualarse, por fotoexposición recreativa y el empleo de cabinas de luz ultravioleta, actualmente más frecuentadas por mujeres.14

El CPNM en los ancianos estudiados se localizó más en la cara. En hombres, el CBC aparece más a nivel de nariz y el CE se ubica con mayor frecuencia en cuero cabelludo, en las mujeres el CBC se localiza más en la nariz y el CE en el mentón, las mejillas y los labios, pues este tipo de cáncer se manifiesta en las zonas de la piel más expuestas al sol.15,16

En este estudio el CBC fue el diagnóstico clínico-dermatoscópico-histopatológico más común, similar a los resultados de otros autores.17,18) Este cáncer es el más frecuente, representa el 25 % de todos los tumores y el 75 % de todos los CPNM, es más frecuente en ancianos pero se ha demostrado un incremento en mujeres menores de 40 años.17,18

La clasificación del patrón histológico del CPNM es de gran importancia para crear una visión general del tumor, definir factores de riesgo de agresividad, recurrencia y definir la mejor opción terapéutica. Respecto a las formas de presentación del CBC, en la literatura biomédica no se encuentra un consenso.17,18

Se distingue la elevada correlación diagnóstica del CPNM, comparable con los informes de otros investigadores18,19,20, si bien se requiere continuar la labor por lograr esta correlación en el 100,0 % de los casos. Por ende, la correlación diagnóstica clínico y dermatoscópica que se logra a través de la dermatoscopia resulta ser de gran valor para determinar la calidad de la atención médica en dermatología.

Los resultados de este estudio respecto al uso de la dermatoscopia para el diagnóstico del CPNM se consideran positivos y coherentes con lo que revelan otros autores que afirman valor para el diagnóstico positivo y diferencial de las lesiones en piel y ayuda a la toma de decisiones correctas para el manejo de esta tumoración (determinación de márgenes quirúrgicos y evaluación de la respuesta al tratamiento).19,20

Una reflexión sobre el diseño metodológico y los resultados que se presenta en esta investigación, condujo al autor a reconocer las siguientes limitaciones en su realización: a) en un cierto porcentaje no se reveló la aspiración de la correlación entre diagnóstico clínico y diagnóstico dermatoscópico, sin embargo, no se exploraron los factores que determinan esta imprecisión, b) no se consideró la intervención médica de los profesionales responsables de la atención dermatológica integral al anciano y, de modo particular, al cáncer de piel. Estos aspectos no resueltos sustentan las bases para futuras investigaciones.

Conclusiones

Fue baja la frecuencia del cáncer de piel en los ancianos y se presentó de manera más común en hombres con 60 a 79 años (53,4 %), nacidos o que vivieron en áreas urbanas y fototipo cutáneo III, que se expusieron a la luz solar, sin medios de fotoprotección. El cáncer se localizó más en la cara y el carcinoma basocelular fue el más frecuente.

Referencias bibliográficas
Historial:
  • » Recibido: 09/07/2020
  • » Aceptado: 03/08/2020
  • » Publicado : 14/09/2020


Añadir comentario



Copyright (c) 2020 Revista Información Científica

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.